¿Conoces el ransomware? Consejos básicos para protegerte

¿Sabes que el último año y, a raíz del teletrabajo, está aumentado?
Y ¿Eres consciente que puedes protegerte y cuidar tu valor para que no ser ciberatacado?

El ransomware es un tipo de ciberataque en forma de virus que cuando haces clic a un sugestivo anunciado, encripta tus datos para bloquear los archivos y posteriormente se pide una recompensa al usuario para recuperarlos.

El hecho es que un 32% de las personas que sufrieron ransomware durante el pasado año 2020 accedió a pagar un rescate económico para recuperar sus datos. La compañía de ciberseguridad Kaspersky ha analizado el comportamiento de las víctimas de ransomware y ha descubierto que los consumidores españoles son más reacios a pagar los rescates a los cibercriminales. Aún así, el 13% de ellos no pudo recuperar sus datos pese a acceder al pago.

La triste realidad es que tanto si pagaron como si no, solo un 11% de las víctimas en España pudo recuperar sus archivos cifrados o bloqueados tras un ataque.

En esta entrada queremos reflexionar, así como ofrecerte algunos consejos muy básicos, pero muy útiles, sobre cómo prevenir este tipo de ciberataques, y sobretodo transmitirte que lo más importante de esta estafa es que está en nuestras manos no permitirla porqué la disparamos con nuestro “clic”, así que:

  • No hagas nunca clic en enlaces no verificados o dudosos
  • No abras archivos adjuntos de correos electrónicos que no sean de confianza
  • Descarga solo desde sitios en los que confías
  • Evita proporcionar tus datos personales si no es estrictamente necesario
  • Utiliza el filtrado del contenido del servidor de correo electrónico
  • No uses nunca dispositivos USB desconocidos
  • Mantén actualizados los programas y el sistema operativo
  • Utiliza antivirus y, sobretodo, mantenerlo actualizado
  • Realiza copias de seguridad de los datos, es muy útil hacerlo de manera programada una vez a la semana o al mes, por ejemplo.
  • Evita usar un wifi público para gestionar datos personales
  • En caso de dudas, consulta siempre a los profesionales de seguridad digital

De la misma manera que no abrimos la puerta de nuestra casa y no dejamos entrar a cualquiera, en nuestro mundo virtual debemos hacer lo mismo. Toda acción tiene una reacción y debemos estar atentos porqué nuestras imprudencias nos pueden hacer más vulnerables.

Nuestro consejo es ser responsables y conscientes de lo que hacemos en la red, estar siempre atentos y acostumbrarnos a consultar.

Igual que llamamos al fontanero cuando tenemos problemas con las tuberías, o vamos al médico si sufrimos dolor, deberíamos consultar a los profesionales de confianza siempre que sintamos que puede haber alguna vulnerabilidad en nuestra seguridad online, de no hacerlo puede salirte caro 😉 Los datos hablan por si solos…